Kbapel Microinjerto Capilar | Expertos en Microinjerto Capilar en México

Injerto capilar logo Kbapel

¿Cuál es la mejor técnica para trasplante de pelo? CDMX

¿Cuál es la mejor técnica para trasplante de pelo? CDMX

Si estás considerando someterte a un trasplante de pelo, seguramente te habrás preguntado ¿Cuál es la mejor técnica para trasplante de pelo? La respuesta no es sencilla, ya que cada técnica tiene sus ventajas y desventajas y la elección dependerá de tus necesidades específicas y la evaluación del cirujano. 

Es importante que tengas en cuenta los diferentes factores a considerar antes de tomar una decisión informada sobre la técnica de trasplante de pelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Tabla de contenidos

Introducción

¿Estás considerando someterte a un injerto capilar pero te preocupan las dudas sobre el procedimiento y la técnica más adecuada para obtener los mejores resultados? Es normal que los pacientes tengan preguntas al respecto y es por eso que es importante que el cirujano las responda y explique la técnica que se ajusta más a tus necesidades.

El trasplante de pelo es una solución cada vez más popular para la pérdida de cabello en hombres y mujeres. Hay varias técnicas disponibles para llevar a cabo este procedimiento, y entre las más comunes se encuentran la FUE, la DHI y la FUSS. Cada técnica tiene sus propias ventajas y desventajas, y es importante que los pacientes estén informados sobre las diferencias entre ellas antes de tomar una decisión. En este artículo, exploraremos en detalle las características de cada técnica y discutiremos las posibles respuestas a la pregunta de cuál es la mejor técnica para el trasplante de pelo.

Para hablar con profesionales en trasplante capilar de Kbapel al teléfono 55 5203 0084 o puedes enviarnos un mensaje por nuestro formulario de contacto 

Técnica FUE – la técnica más empleada

Actualmente, la técnica FUE es la más empleada en los injertos capilares debido a la alta precisión de sus resultados y su gran desarrollo en los últimos años. De hecho, entre un 60% y 70% de las cirugías capilares se realizan con la técnica FUE.

Sin embargo, la elección de la técnica adecuada no es una tarea sencilla, ya que cada clínica y cirujano tiene su propio criterio. La gravedad de la alopecia en algunos pacientes también puede influir en la elección del procedimiento.

Es importante tener en cuenta que la caída del pelo es un problema que afecta a muchas personas y según el grado de alopecia que presente el paciente, se puede optar por una técnica de trasplante capilar u otra. Por eso, es fundamental conocer las peculiaridades de cada técnica para descubrir sus ventajas y desventajas y poder elegir la opción más conveniente para tus necesidades con la ayuda de un cirujano experto.

No dudes en aclarar todas tus dudas con el especialista para tener una idea clara del procedimiento y la técnica que se empleará en tu caso en particular. Recuerda que un injerto capilar es una decisión importante y es fundamental tomarla de forma informada para conseguir los mejores resultados.

Diferentes métodos para hacer implantes capilares

Los implantes o injertos capilares tienen como objetivo corregir zonas de alopecia masculina o femenina. La pérdida de cabello se produce debido a una combinación de factores genéticos, hormonales y de envejecimiento. Aunque afectan mayoritariamente a los hombres, las mujeres también pueden padecer este trastorno.

Un implante o trasplante capilar es el único medio por el cual se puede restaurar la masa capilar o engrosar zonas que tienen poco volumen. Sin embargo, cabe señalar que también es un recurso útil para la recepción de cejas, pestañas, barbas, etc.

La innovación de la técnica capilar DHI

Las técnicas de injerto capilar han sido, y son DHI, las más innovadoras del mercado. Se basan en la extracción de uno por el otro y su posterior implantación.

La técnica ha sido más utilizada en el trasplante de cabello.

La técnica se caracterizó por la extracción metódica de una de las unidades foliculares de la zona donante del paciente, para posteriormente llevarlas a la zona afectada por la alopecia.

Esto es considerado por muchos cirujanos como una excelente técnica de injerto. En primer lugar, un equipo de profesionales realiza un examen del cuero cabelludo del paciente para seleccionar las unidades foliculares más adecuadas para el trasplante.

La zona donante debe tener un aspecto de uniformidad y todas las unidades foliculares deben estar sanas.

Tras este análisis preliminar, se procede a la extracción de las unidades foliculares mediante pequeñas incisiones. Es un proceso indoloro debido a la aplicación de anestesia local. Esta tarea requiere experiencia y profesionalismo por parte del cirujano, ya que si la incisión no se realiza correctamente, las unidades foliculares pueden sufrir algún daño.

Una vez recuperadas, estas unidades foliculares son analizadas, clasificadas y dispuestas en bandejas o cajas quirúrgicas, debidamente preparadas para su máxima conservación mediante soluciones, procesos en frío y otros métodos.

Dependiendo de la ampliación de la zona que se desee rellenar, se requerirán más o menos sesiones. En cada sesión, trasplanta unos 3.000 folículos pilosos. Este método se usa cuando la pérdida de cabello es limitada, afecta áreas pequeñas o aumenta la densidad capilar en áreas donde hay una brecha evidente.

Características de la técnica DHI

Resultado similar al cabello natural. Las incisiones son menores a 1 mm para la extracción de unidades foliculares individuales, esto logra un resultado invaluable.

No deja cicatrices ni requiere puntos, por lo que tiene un postoperatorio fácil.

Fácil preparación antes de la intervención. No requiere hospitalización ni continuación rápida, ya que se realiza con anestesia local.

La técnica DHI consigue realizar la extracción e implantación de un nuevo folículo piloso al mismo tiempo, por lo que los injertos permanecen fuera del cuerpo durante un menor tiempo.

Esta es la principal ventaja, y por tanto la supervivencia de los folículos es más larga, y la recuperación lleva menos tiempo. Este proceso rápido se lleva a cabo mediante una instrumentación avanzada llamada «implante» en forma de cánula que está conectado a un cilindro y un dispositivo de injerto de cuero cabelludo.

En otras palabras, DHI o Direct Hair Implantation se basa en el uso de implantadores para implantar folículos pilosos en pacientes con alopecia. Estos implantes son un instrumento quirúrgico con forma de bolígrafo que facilita el trabajo del cirujano y aporta una mayor precisión.

En la parte inferior tienen una especie de bisturí redondo, con una ranura lateral, y en la parte superior tienen un botón. Este rige el mecanismo por el cual se desprenden las unidades foliculares que fueron previamente inyectadas en el dispositivo, quedando la raíz hacia abajo y el cabello hacia arriba.

Durante la implantación, el implante se introduce en el cuero cabelludo del paciente siguiendo el ángulo natural del cabello, que varía en función de las características del paciente. Una vez insertado, se libera el folículo piloso y se retira el implantador para recargarlo.

Beneficios del método DHI

Mejor control del ángulo y profundidad de implantación. Gracias a la ayuda de los implantes, lo que conduce a resultados de injerto más naturales.

Menor sangrado y recuperación más rápida. Porque las incisiones en el cuero cabelludo son más pequeñas y se reduce el trauma al folículo con la pinza. Además, dado que se minimiza el daño tisular, los pacientes posquirúrgicos tienen menor inflamación y menos costras posquirúrgicas.

Menos tiempo en el quirófano. El tiempo de operación se reduce, por lo que los pacientes experimentan menos molestias.

Tasas de crecimiento más altas con resultados más rápidos que otros métodos.

Desventajas de la técnica DHI

El único escenario en el que debemos preocuparnos mucho a la hora de crear un implante capilar con el método DHI es cuando los pacientes tienen el pelo muy rizado y grueso. 

Este tipo de cabello es más difícil de cargar en un implante. Por tanto, el cirujano debe evaluar la idoneidad de esta técnica según el análisis de las unidades foliculares del paciente.

Extracción de unidades foliculares con una tira en la parte posterior de la cabeza donde se extrajo. Necesitan unos 14 días antes de la retirada de las gafas, la recuperación es algo dolorosa. Este es el método de elección para los casos de alopecia, que afecta a las grandes expansiones del cuero cabelludo. 

En ocasiones este método se complementa con una sesión para sacar los folículos del cuero cabelludo.

Diferencias entre la técnica DHI y FUE

En resumen, la técnica DHI es una variante de la técnica FUE. Como decíamos, es muy similar en el proceso de extracción de folículos uno a uno, y la principal diferencia es el método de implantación en la zona receptora.

Con la técnica DHI, no es necesario rasurar el área del injerto. En la técnica FUE, esto consistía en rasurar el área donante y el área del injerto.

El método FUE se usó tanto para extraer como para reclutar folículos, mientras que el método DHI se refiere solo a la última etapa del injerto de folículos.

En la técnica DHI, los folículos se injertan inmediatamente después de ser arrancados, mientras que en la técnica FUE no se implantan inmediatamente después de ser arrancados, sino que van a la zona de cultivo donde esos folículos pilosos no sirven.

Con el método DHI se pueden realizar un máximo de 3000 folículos, mientras que con la técnica FUE no hay un límite de folículos.

¿Todos los pacientes son elegibles para el trasplante capilar DHI?

En términos generales, hay ciertas contraindicaciones comunes en el tratamiento de trasplante de cabello que pueden aplicarse a cualquier paciente.

  • Personas con ciertas afecciones de la piel como lupus cutáneo, morfina o foliculitis grave.
  • Personas con afecciones neuromusculares como diabetes mellitus, hipertensión o ambas enfermedades cardíacas de moderadas a graves.
  • Pacientes que tienen problemas psicológicos.
Similitudes de los tratamientos FUE, DHI y FUSS

Similitudes de los tratamientos FUE, DHI y FUSS

Los tratamientos FUE, DHI y FUSS son métodos para hacer implantes capilares y tienen como objetivo corregir zonas de alopecia en hombres y mujeres. Estos tratamientos se caracterizan por la extracción metódica de unidades foliculares de la zona donante del paciente, que luego son implantadas en la zona afectada por la alopecia. 

La zona donante debe tener un aspecto uniforme y las unidades foliculares deben estar sanas. Todos estos tratamientos requieren la aplicación de anestesia local para hacer la extracción de las unidades foliculares, que posteriormente son analizadas, clasificadas y dispuestas en bandejas o cajas quirúrgicas para su conservación. 

Además, no dejan cicatrices ni requieren puntos y tienen un postoperatorio fácil. Los resultados de los tres tratamientos son similares al cabello natural y las incisiones son menores a 1 mm para la extracción de unidades foliculares individuales, logrando un resultado invaluable.

Principales diferencias de los tratamientos FUE, DHI y FUSS

Los tratamientos de trasplante de cabello son cada vez más populares para combatir la pérdida de cabello. Tres de los tratamientos más comunes son la extracción de unidades foliculares (FUE), la implantación directa de cabello (DHI) y la extracción de unidades foliculares con tira (FUSS). A continuación, se describen las diferencias entre estos tres tratamientos:

Extracción de unidades foliculares (FUE):

Este procedimiento implica la extracción individual de folículos pilosos del cuero cabelludo mediante un dispositivo de punción manual o robótico. Una vez extraídas, las unidades foliculares se implantan en la zona receptora donde se desea el crecimiento del cabello. La ventaja de la técnica FUE es que no hay cicatrices lineales y se puede obtener cabello de áreas donantes más grandes.

Implantación directa de cabello (DHI):

Este método es similar al FUE, pero en lugar de hacer pequeñas incisiones en el área receptora, se utiliza un dispositivo especializado para implantar los folículos pilosos directamente en la zona deseada. El dispositivo DHI también puede ayudar a controlar la dirección y el ángulo del crecimiento del cabello, lo que puede ser beneficioso para la apariencia estética final.

Extracción de unidades foliculares con tira (FUSS):

Este procedimiento implica la extracción de una tira de piel del cuero cabelludo de la zona donante. A continuación, se separan las unidades foliculares individualmente de la tira y se implantan en la zona receptora. La ventaja de la técnica FUSS es que se pueden obtener más unidades foliculares en una sola sesión de trasplante, lo que puede ser beneficioso para aquellos que necesitan una gran cantidad de cabello.

En resumen, la principal diferencia entre estos tres tratamientos radica en cómo se obtienen y se implantan las unidades foliculares. La técnica FUE implica la extracción individual de folículos pilosos, mientras que la técnica FUSS implica la extracción de una tira de piel. Por otro lado, la técnica DHI implica la implantación directa de folículos pilosos sin la necesidad de hacer pequeñas incisiones en el área receptora. En última instancia, la elección del tratamiento adecuado dependerá de las necesidades individuales del paciente y las recomendaciones de su médico.

Preguntas frecuentes

¿Qué factores se deben considerar al elegir la mejor técnica para el trasplante de pelo?

Los factores a considerar incluyen la cantidad de cabello que se desea trasplantar, la calidad del cabello donante, la experiencia del cirujano y el presupuesto del paciente.

¿Cuál es la diferencia entre la técnica FUE y la técnica FUSS?

La técnica FUE implica extraer cabello de forma individual del área donante con un instrumento especializado, mientras que la técnica FUSS implica extraer una tira de cuero cabelludo de la zona donante para obtener los folículos pilosos.

¿Qué es la técnica DHI y cómo difiere de la técnica FUE?

La técnica DHI es una variación de la técnica FUE que implica la inserción de los folículos pilosos directamente en el área receptora sin necesidad de abrir canales. Esta técnica utiliza una herramienta especializada llamada implanter para colocar los folículos pilosos.

¿Cuál es el tiempo de recuperación después del trasplante de pelo con la técnica FUE?

El tiempo de recuperación después del trasplante de pelo con la técnica FUE varía de una persona a otra, pero generalmente se necesitan de 7 a 10 días para que se cure completamente el área donante y se pueda volver a la actividad normal.

¿Es doloroso el trasplante de pelo con la técnica DHI?

El trasplante de pelo con la técnica DHI se realiza bajo anestesia local y, por lo tanto, el procedimiento es generalmente indoloro. Sin embargo, el paciente puede experimentar algo de incomodidad durante la recuperación.

¿Cuánto tiempo lleva el trasplante de pelo con la técnica FUSS?

El trasplante de pelo con la técnica FUSS puede tomar varias horas, ya que implica la extracción de una tira de cuero cabelludo de la zona donante y la posterior separación de los folículos pilosos para su trasplante.

Conclusión sobre el tema ¿Cuál es la mejor técnica para trasplante de pelo?

No hay una técnica de trasplante de pelo «mejor» en términos absolutos, ya que cada una tiene sus ventajas y desventajas, y la elección depende de las necesidades y preferencias individuales del paciente. 

La técnica FUE es menos invasiva y no deja cicatrices visibles, lo que la hace atractiva para quienes desean un resultado natural y una recuperación rápida. Sin embargo, puede ser más costosa y llevar más tiempo que otras técnicas. 

La técnica DHI es ideal para aquellos que desean una densidad y precisión excepcionales en la línea del cabello, pero también puede ser más costosa. La técnica FUSS puede ser una buena opción para pacientes que necesitan trasplantar grandes áreas de calvicie y no les importa una cicatriz lineal en el área donante.

En resumen, la mejor técnica de trasplante de pelo para cada persona dependerá de sus necesidades y preferencias individuales, así como de las recomendaciones del cirujano capilar. 

Es importante que los pacientes investiguen y discutan con su cirujano capilar las opciones disponibles y tomen una decisión informada basada en sus objetivos y expectativas personales.

Si estás interesado en recuperar tu cabello y volver a sentirte seguro y atractivo, no dudes en contactar a los especialistas de la Clínica Kbapel de Microinjerto Capilar. Con nuestra amplia experiencia y tecnología de vanguardia, podemos ofrecerte soluciones personalizadas y efectivas para tus necesidades. Llama al teléfono 55 5203 0084 o llena nuestra forma de contacto para responder a tus preguntas y dudas y enviarte más información. ¡Te esperamos!

Artículos relacionados:

Si deseas ponerte en contacto con nosotros, puedes enviarnos un mensaje y nos aseguraremos de responder lo antes posible. ¡Estamos ansiosos por escuchar de ti!

    [hcaptcha]

    Referencias: Diferentes técnicas para realizar implantes de pelo¿Cuál es la mejor técnica de injerto capilar?